Universidad del Salvador | #USALIZATE

VICERRECTORADO DE FORMACIÓN

Rodríguez Peña 770, 3er. Piso
C1020ADP Buenos Aires
Tel/fax: (+54-11 )6074 0538
Email: formación@usal.edu.ar

VICERRECTORADO DE FORMACIÓN

USAL

    Novedades

    Viernes 23 de octubre de 2020
     
    Una joya pontificia sobre san Jerónimo, enamorado de la Palabra de Dios
    Por el Profesor Germán Masserdotti
                                                                                                                              
    En la Carta Apostólica Scripturae Sacrae affectus[1], el papa Francisco afirma que la herencia de san Jerónimo (Estridón, Dalmacia, 347-Belén, Tierra Santa, 420) es “una estima por la Sagrada Escritura –Scripturae Sacrae affectus-, un amor vivo y suave por la Palabra de Dios escrita”. De esta manera, recuerda el XVI Centenario de la muerte del santo Padre y Doctor de la Iglesia.
    Resulta importante destacar el papa Francisco vincula Scripturae Sacrae affectus a otros documentos pontificios. En primer lugar, se remite a la Carta Encíclica Spiritus Paraclitus de Benedicto XVI (15 de septiembre de 1920)[2] y, en segundo lugar, a dos catequesis de Benedicto XVI dedicadas a San Jerónimo[3].
    En Spiritus Paraclitus, Benedicto XV se detiene en la interpretación de la Sagrada Escritura. Afirma que “el Espíritu Consolador [Spiritus Paraclitus], habiendo enriquecido al género humano en las Sagradas Letras para instruirlo en los secretos de la divinidad, suscitó en el transcurso de los siglos numerosos expositores santísimos y doctísimos, los cuales no sólo no dejarían infecundo este celestial tesoro[Conc. Trid., ses.5, decr.: de reform. c.l], sino que habían de procurar a los fieles cristianos, con sus estudios y sus trabajos, la abundantísima consolación de las Escrituras. El primer lugar entre ellos, por consentimiento unánime, corresponde a San Jerónimo, a quien la Iglesia católica reconoce y venera como el Doctor Máximo concedido por Dios en la interpretación de las Sagradas Escrituras”.
    A su vez, en la primera de sus catequesis, Benedicto XVI afirma que San Jerónimo es “un Padre de la Iglesia que puso la Biblia en el centro de su vida:  la tradujo al latín, la comentó en sus obras, y sobre todo se esforzó por vivirla concretamente en su larga existencia terrena, a pesar del conocido carácter difícil y fogoso que le dio la naturaleza”. “¿Qué podemos aprender nosotros de san Jerónimo? –pregunta Benedicto XVI–. Me parece que sobre todo podemos aprender a amar la palabra de Dios en la sagrada Escritura. Dice san Jerónimo: «Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo». Por eso es importante que todo cristiano viva en contacto y en diálogo personal con la palabra de Dios, que se nos entrega en la sagrada Escritura. Este diálogo con ella debe tener siempre dos dimensiones: por una parte, debe ser un diálogo realmente personal, porque Dios habla con cada uno de nosotros a través de la sagrada Escritura y tiene un mensaje para cada uno.
    No debemos leer la sagrada Escritura como una palabra del pasado, sino como palabra de Dios que se dirige también a nosotros, y tratar de entender lo que nos quiere decir el Señor.Pero, para no caer en el individualismo, debemos tener presente que la palabra de Dios se nos da precisamente para construir comunión, para unirnos en la verdad a lo largo de nuestro camino hacia Dios. Por tanto, aun siendo siempre una palabra personal, es también una palabra que construye a la comunidad, que construye a la Iglesia”.
    En la segunda de sus catequesis, Benedicto XVI señala que “verdaderamente «enamorado» de la Palabra de Dios, [san Jerónimo] se preguntaba: «¿Cómo es posible vivir sin la ciencia de las Escrituras, a través de las cuales se aprende a conocer a Cristo mismo, que es la vida de los creyentes?» (Ep. 30, 7). Así, la Biblia, instrumento «con el que cada día Dios habla a los fieles» (Ep. 133, 13), se convierte en estímulo y manantial de la vida cristiana para todas las situaciones y para todas las personas”. Resalta que “para san Jerónimo, un criterio metodológico fundamental en la interpretación de las Escrituras era la sintonía con el magisterio de la Iglesia. Nunca podemos leer nosotros solos la Escritura. Encontramos demasiadas puertas cerradas y caemos fácilmente en el error. La Biblia fue escrita por el pueblo de Dios y para el pueblo de Dios, bajo la inspiración del Espíritu Santo. Sólo en esta comunión con el pueblo de Dios podemos entrar realmente con el «nosotros» en el núcleo de la verdad que Dios mismo nos quiere comunicar. Para él una auténtica interpretación de la Biblia tenía que estar siempre en armonía con la fe de la Iglesia católica”.
    “Ahora –afirma el papa Francisco–, en el decimosexto centenario de su muerte, también yo deseo recordar a san Jerónimo y volver a proponer la actualidad de su mensaje y de sus enseñanzas, a partir de su gran estima por las Escrituras”. Y agrega inmediatamente: “En este sentido, puede conectarse perfectamente, como guía segura y testigo privilegiado, con la XII Asamblea del Sínodo de los Obispos, dedicada a la Palabra de Dios, y con la Exhortación apostólica Verbum Domini (VD)[4]de mi predecesor Benedicto XVI, publicada precisamente en la fiesta del santo, el 30 de septiembre de 2010”. Francisco destaca que “Jerónimo no encontró en el estudio un deleite efímero centrado en sí mismo, sino un ejercicio de vida espiritual, un medio para llegar a Dios y, de este modo, su formación clásica se reordenó también en un servicio más maduro a la comunidad eclesial”. “Una cultura, la suya, puesta al servicio y confirmada como necesaria para todo evangelizador –agrega el papa Francisco–. Así le recordaba al amigo Nepociano: «La palabra del presbítero está inspirada por la lectura de las Escrituras. No te quiero ni declamador, ni deslenguado, ni charlatán, sino conocedor del misterio e instruido en los designios de tu Dios. Hablar con engolamiento o precipitadamente para suscitar admiración ante el vulgo ignorante es propio de hombres incultos. El hombre de frente altanera se lanza con frecuencia a interpretar lo que ignora, y si logra convencer a los demás, se arroga para sí mismo el saber» (Ep. 52, 8: CSEL 54, 428-429; cf. VD, 60: AAS 102 (2010), 739)”.
    “Para una plena comprensión de la personalidad de san Jerónimo es necesario conjugar dos dimensiones características de su existencia como creyente –agrega el papa–. Por un lado, su absoluta y rigurosa consagración a Dios, con la renuncia a cualquier satisfacción humana, por amor a Cristo crucificado (cf. 1 Co 2,2; Flp 3,8.10); por otro lado, el esfuerzo de estudio asiduo, dirigido exclusivamente a una comprensión del misterio del Señor cada vez más profunda. Es precisamente este doble testimonio ofrecido de modo admirable por san Jerónimo, el que se propone como modelo, sobre todo, para los monjes, quienes viven de ascesis y oración, con vistas a que se dediquen al trabajo asiduo de la investigación y del pensamiento; después, para los estudiosos, que deben recordar que el saber sólo es válido religiosamente si está fundado en el amor exclusivo a Dios, y expoliado de toda ambición humana y aspiración mundana”.
    Muchas más consideraciones podrían realizarse sobre san Jerónimo. Nos importa destacar ahora, en razón de la brevedad, en la relación que establece el papa Francisco entre la Sagrada Escritura y los jóvenes. Luego de afirmar que “entre los muchos elogios que la posteridad le rinde a san Jerónimo está el de no ser considerado solamente uno de los más grandes estudiosos de la «biblioteca» de la que el cristianismo se nutre a lo largo del tiempo, comenzando por el tesoro de las Sagradas Escrituras y que “se le puede aplicar lo que él mismo escribió sobre Nepociano: «Por la asidua lectura y la meditación prolongada, había hecho de su corazón una biblioteca de Cristo»”, piensa que “en la experiencia que puede tener un joven hoy al entrar en una librería de su ciudad, o en una página de internet, y buscar el sector de libros religiosos. Es un espacio que, cuando existe, en la mayoría de los casos no sólo es marginal, sino carente de obras sustanciales. Al examinar esos estantes, o esas páginas en la red, es difícil para un joven comprender cómo la investigación religiosa pueda ser una aventura emocionante que une pensamiento y corazón; cómo la sed de Dios haya encendido grandes mentes a lo largo de los siglos hasta hoy; cómo la maduración de la vida espiritual haya contagiado a teólogos y filósofos, artistas y poetas, historiadores y científicos. Uno de los problemas actuales, no sólo de religión, es el analfabetismo: escasean las competencias hermenéuticas que nos hagan intérpretes y traductores creíbles de nuestra propia tradición cultural. Deseo lanzar un desafío, de modo particular, a los jóvenes: Vayan en busca de su herencia. El cristianismo los convierte en herederos de un patrimonio cultural insuperable del que deben tomar posesión. Apasiónense de esta historia, que es de ustedes. Atrévanse a fijar la mirada en Jerónimo, ese joven inquieto que, como el personaje de la parábola de Jesús, vendió todo lo que tenía para comprar «la perla de gran valor» (Mt 13,46)”.
     


    [1]Francisco, Carta Apostólica Scripturae Sacrae affectus, 30 de septiembre de 2020. Disponible en http://www.vatican.va/content/francesco/es/apost_letters/documents/papa-francesco-lettera-ap_20200930_scripturae-sacrae-affectus.html#_ftn50.
    [2]Benedicto XV, Carta Encíclica Spiritus Paraclitus, 15  de septiembre de 2020. Disponible en https://w2.vatican.va/content/benedict-xv/es/encyclicals/documents/hf_ben-xv_enc_15091920_spiritus-paraclitus.html.
    [3]Benedicto XVI, San Jerónimo (1), Audiencia del miércoles 7 de noviembre de 2007. Disponible en http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/audiences/2007/documents/hf_ben-xvi_aud_20071107.html y San Jerónimo (2), Audiencia del miércoles 14 de noviembre de 2007. Disponible en http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/audiences/2007/documents/hf_ben-xvi_aud_20071114.html.
    [4]Benedicto XVI, Exhortación apostólica Verbum Domini, 30 de septiembre de 2010. Disponible en http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/apost_exhortations/documents/hf_ben-xvi_exh_20100930_verbum-domini.html.

    Miércoles 1 de Septiembre de 2020
     
    Compartimos con Uds. las conferencias que hemos realizado en el marco del Ciclo de conferencias "El docente USAL y la Carta de Pricipios". Bajo los flyers encontrarán los links de acceso a cada conferencia.
     
     
     

    Martes 28 de julio de 2020
     
     
     
     

     


     
    Viernes 1° de Mayo de 2020
     
    CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO
    A TODOS LOS FIELES PARA EL MES DE MAYO DE 2020
     
    Queridos hermanos y hermanas:
     
    Se aproxima el mes de mayo, en el que el pueblo de Dios manifiesta con particular intensidad su amor y devoción a la Virgen María. En este mes, es tradición rezar el Rosario en casa, con la familia. Las restricciones de la pandemia nos han “obligado” a valorizar esta dimensión doméstica, también desde un punto de vista espiritual.
    Por eso, he pensado proponerles a todos que redescubramos la belleza de rezar el Rosario en casa durante el mes de mayo. Ustedes pueden elegir, según la situación, rezarlo juntos o de manera personal, apreciando lo bueno de ambas posibilidades. Pero, en cualquier caso, hay un secreto para hacerlo: la sencillez; y es fácil encontrar, incluso en internet, buenos esquemas de oración para seguir.
    Además, les ofrezco dos textos de oraciones a la Virgen que pueden recitar al final del Rosario, y que yo mismo diré durante el mes de mayo, unido espiritualmente a ustedes. Los adjunto a esta carta para que estén a disposición de todos.
    Queridos hermanos y hermanas: Contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra Madre, nos unirá todavía más como familia espiritual y nos ayudará a superar esta prueba. Rezaré por ustedes, especialmente por los que más sufren, y ustedes, por favor, recen por mí. Les agradezco y los bendigo de corazón.
    Roma, San Juan de Letrán, 25 de abril de 2020
    Fiesta de san Marcos, evangelista
     
    Francisco

     
    Oración a María
    Oh María,
    tú resplandeces siempre en nuestro camino
    como un signo de salvación y esperanza.
    A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos,
    que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús,
    manteniendo firme tu fe.
    Tú, Salvación del pueblo romano,
    sabes lo que necesitamos
    y estamos seguros de que lo concederás
    para que, como en Caná de Galilea,
    vuelvan la alegría y la fiesta
    después de esta prueba.
    Ayúdanos, Madre del Divino Amor,
    a conformarnos a la voluntad del Padre
    y hacer lo que Jesús nos dirá,
    Él que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo
    y se cargó de nuestros dolores
    para guiarnos a través de la cruz,
    a la alegría de la resurrección. Amén.
    Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,
    no desprecies nuestras súplicas en las necesidades,
    antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.
     

     
    Oración a Maria
    «Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios».
    En la dramática situación actual, llena de sufrimientos y angustias que oprimen al mundo entero, acudimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, y buscamos refugio bajo tu protección.
    Oh Virgen María, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia de coronavirus, y consuela a los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos, a veces sepultados de un modo que hiere el alma. Sostiene a aquellos que están angustiados porque, para evitar el contagio, no pueden estar cerca de las personas enfermas. Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto y de las consecuencias en la economía y en el trabajo.
    Madre de Dios y Madre nuestra, implora al Padre de misericordia que esta dura prueba termine y que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz. Como en Caná, intercede ante tu Divino Hijo, pidiéndole que consuele a las familias de los enfermos y de las víctimas, y que abra sus corazones a la esperanza.
    Protege a los médicos, a los enfermeros, al personal sanitario, a los voluntarios que en este periodo de emergencia combaten en primera línea y arriesgan sus vidas para salvar otras vidas. Acompaña su heroico esfuerzo y concédeles fuerza, bondad y salud.
    Permanece junto a quienes asisten, noche y día, a los enfermos, y a los sacerdotes que, con solicitud pastoral y compromiso evangélico, tratan de ayudar y sostener a todos.
    Virgen Santa, ilumina las mentes de los hombres y mujeres de ciencia, para que encuentren las soluciones adecuadas y se venza este virus.
    Asiste a los líderes de las naciones, para que actúen con sabiduría, diligencia y generosidad, socorriendo a los que carecen de lo necesario para vivir, planificando soluciones sociales y económicas de largo alcance y con un espíritu de solidaridad.
    Santa María, toca las conciencias para que las grandes sumas de dinero utilizadas en la incrementación y en el perfeccionamiento de armamentos sean destinadas a promover estudios adecuados para la prevención de futuras catástrofes similares.
    Madre amantísima, acrecienta en el mundo el sentido de pertenencia a una única y gran familia, tomando conciencia del vínculo que nos une a todos, para que, con un espíritu fraterno y solidario, salgamos en ayuda de las numerosas formas de pobreza y situaciones de miseria. Anima la firmeza en la fe, la perseverancia en el servicio y la constancia en la oración.
    Oh María, Consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados, haz que Dios nos libere con su mano poderosa de esta terrible epidemia y que la vida pueda reanudar su curso normal con serenidad.
    Nos encomendamos a Ti, que brillas en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Amén.
     

     
    Miércoles 1 de abril de 2020  
     
    ¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe? 
    Escrito por el profesor del Vicerrectorado de Formación Germán Masserdotti
     
    Luego de increpar al viento y de decirle al mar “¡Silencio! ¡Cállate!” y que el viento se aplacara y sobreviniera una gran calma, Jesús dijo a sus discípulos: “¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?” (Mc 4, 40).
    El fragmento sobre la tempestad desatada en el Mar de Galilea fue el texto elegido para el “Momento extraordinario de oración en tiempos de epidemia” del viernes 27 de marzo de 2020 que celebró el papa Francisco en el Atrio de la Basílica de San Pedro en Roma.
    Para quien, como el que escribe, tuvo la gracia de conocer Roma, contemplar la Piazza de San Pedro “vacía” fue impactante. En esa Piazza, en la que acostumbran reunirse multitudes durante el verano romano para las Audiencias papales o para ceremonias solemnes como las beatificaciones y canonizaciones, estaban, de pie junto al Crucifijo de la iglesia de San Marcello al Corso, el papa Francisco, el maestro de ceremonias y algunos colaboradores.
    No había nadie más “a la vista” porque, en realidad, debido a la Comunión de los Santos, numerosos sacerdotes, religiosos y fieles cristianos y, por qué no pensarlo, hombres curiosos de saber qué estaba pasando en esa Piazza abrazada por las columnatas de Bernini, se unieron a través de sus pantallas pudiendo participar de una ceremonia histórica.
    “Los braseros con fuego evocaban la Roma de antaño, el humo ascendía a un cielo de azul cada vez más oscuro, la humilde hermana agua cubría las losas de la Plaza de San Pedro reflejando luces y colores y el mismo Papa Francisco recordó que el escenario de piedra marcaba el lugar de la tumba de Pedro, la piedra en la que Cristo edificó su Iglesia”, describió el portal español Religión en Libertad (https://www.religionenlibertad.com/vaticano/412622426/Bendicion-Urbi-et-Orbi-fuego-agua-aire-y-piedra-en-la-invocacion-al-Senor-de-los-elementos.html).
    “«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, nos diriges una llamada, una llamada a la fe –pronunció el papa Francisco en la Homilía–. Que no es tanto creer que Tú existes, sino ir hacia ti y confiar en ti. En esta Cuaresma resuena tu llamada urgente: «Convertíos», «volved a mí de todo corazón» (Jl 2,12). Nos llamas a tomar este tiempo de prueba como un momento de elección. No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es. Es el tiempo de restablecer el rumbo de la vida hacia ti, Señor, y hacia los demás. Y podemos mirar a tantos compañeros de viaje que son ejemplares, pues, ante el miedo, han reaccionado dando la propia vida. Es la fuerza operante del Espíritu derramada y plasmada en valientes y generosas entregas. Es la vida del Espíritu capaz de rescatar, valorar y mostrar cómo nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas— que no aparecen en portadas de diarios y de revistas, ni en las grandes pasarelas del último show pero, sin lugar a dudas, están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos pero tantos otros que comprendieron que nadie se salva solo. Frente al sufrimiento, donde se mide el verdadero desarrollo de nuestros pueblos, descubrimos y experimentamos la oración sacerdotal de Jesús: «Que todos sean uno» (Jn 17,21). Cuánta gente cada día demuestra paciencia e infunde esperanza, cuidándose de no sembrar pánico sino corresponsabilidad. Cuántos padres, madres, abuelos y abuelas, docentes muestran a nuestros niños, con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración. Cuántas personas rezan, ofrecen e interceden por el bien de todos. La oración y el servicio silencioso son nuestras armas vencedoras.
    «¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación –continuó el Papa–. No somos autosuficientes; solos nos hundimos. Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Entreguémosle nuestros temores, para que los venza. Al igual que los discípulos, experimentaremos que, con Él a bordo, no se naufraga. Porque esta es la fuerza de Dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede, incluso lo malo. Él trae serenidad en nuestras tormentas, porque con Dios la vida nunca muere”.
    Una vez que rezó ante el Crucifijo de la de la iglesia de San Marcello al Corso y ante la imagen de la Virgen, Salus Populi Romani, trasladada desde la Basílica Santa María La Mayor, el papa Francisco asistió a la Exposición y Adoración del Santísimo Sacramento en el atrio de la Basílica de San Pedro. Se trató de un momento privilegiado de oración. El Coro de la Capilla Sixtina interpretó el Adoro te devote y el Tantum ergo en diversos momentos de la ceremonia. Luego de rezar las preces e invocaciones ante Santísimo Sacramento, el papa se dirigió hacia la Piazza atravesando la puertas de la Basílica. Impartió la Bendición Urbi et Orbi de modo excepcional dado que, normalmente, se trata de una ceremonia que se celebra el Domingo de Pascua y en la Solemnidad de la Navidad.
    Poco antes, durante la Homilía pronunciada en la Piazza, señaló: “«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Queridos hermanos y hermanas: Desde este lugar, que narra la fe pétrea de Pedro, esta tarde me gustaría confiarlos a todos al Señor, a través de la intercesión de la Virgen, salud de su pueblo, estrella del mar tempestuoso. Desde esta columnata que abraza a Roma y al mundo, descienda sobre vosotros, como un abrazo consolador, la bendición de Dios. Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: «No tengáis miedo» (Mt 28,5). Y nosotros, junto con Pedro, “descargamos en ti todo nuestro agobio, porque Tú nos cuidas” (cf. 1 P 5,7)”.
     
     

     
    Sábado 28 de marzo de 2020
     

    Momento extraordinario de oración en tiempos de epidemia.

    «Al atardecer» (Mc 4,35). Así comienza el Evangelio que hemos escuchado. Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido. Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que a los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca, estamos todos. Como esos discípulos, que hablan con una única voz y con angustia dicen: “perecemos”
     
     

    Martes 24 de Marzo de 2020
     
    RECEMOS JUNTO A FRANCISCO POR EL MUNDO
     

    Este miércoles 25 de marzo - día en el que recordamos el anuncio a la Virgen María del nacimiento del Señor – el Papa también invita a “todos los Jefes de las Iglesias y a los líderes de todas las comunidades cristianas, junto con todos los cristianos de las distintas confesiones, a invocar al Altísimo y Dios Omnipotente” y “a rezar el Padre Nuestro al mediodía”del miércoles 25 de marzo. El viernes 27 de marzo, en cambio, el Pontífice ha anunciado que será un tiempo de oración y adoración del Santísimo Sacramento, al final del cual dará “la bendición Urbi et Orbi” con la “posibilidad de recibir la indulgencia plenaria”.

     
     
     

    Martes 17 de Marzo de 2020
     
     
    El drama del aborto: documento del equipo de sacerdotes de villas
     
     
    16 de marzo de 2020
     
    “Cuidando la vida, construimos nuestros barrios” es el título del documento difundido el 13 de marzo de 2020 por los sacerdotes del equipo de curas de villas y barrios populares de capital y provincia, según informó AICA.
     
    Discernir prioridades y evitar colonizaciones culturales:
     
    En el texto, los sacerdotes se refieren a la importancia de discernir prioridades en tiempos de crisis. Valoran “la iniciativa en la lucha contra el hambre”, “la mirada de empezar por los últimos, por los de abajo, para llegar a todos”, “el deseo de un país más federal”. En tal sentido, “esto presupone una actitud de profunda escucha de los más humildes y de dar voz al interior del país”. Por eso, los sacerdotes afirman que, “compartiendo esta mirada, sin embargo, tenemos la intuición de que la legalización del aborto no está en la prioridad de los más pobres, ni de la Argentina profunda”.
     
    Los sacerdotes se refirieron también al problema de la deuda externa y advirtieron que no se pueden generar más “deudas sociales”, sosteniendo la necesidad de “estar unidos como pueblo y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos de a pie”.
     
    En tal sentido, el documento afirma: “Desde que el país volvió a tomar semejante nivel de deuda, condicionó su soberanía y está más expuesto a colonizaciones culturales. Muchas veces los organismos internacionales que prestan dinero ‘sugieren’ políticas de control de crecimiento de la población. Esto apunta directamente a nuestras villas y barrios donde en vez de reducir la pobreza se reduciría la cantidad de pobres”.
     
    La cultura del descarte:
     
    En otro pasaje, el documento recuerda que “el Papa Francisco ha denunciado innumerables veces la cultura del descarte de nuestras sociedades: los viejos, los inmigrantes, las personas con discapacidad, los pobres y los niños por nacer molestan, nos piden atención, nos piden cuidado, nos ‘quitan’ comodidades y privilegios; entonces hay una fuerte tendencia a descartarlos, a quitarles el derecho a la existencia. Los proyectos individuales, el nivel de consumo, el bienestar y el confort, por sobre todas las cosas, son los que mandan”.
     
    Las mujeres pobres valoran la vida:
     
    Al recordar sus anteriores documentos, “Con los pobres abrazamos la vida” y ”Los hogares del abrazo maternal”, los sacerdotes quieren “hacer notar, una vez más, el compromiso y valoración de la vida de las mujeres pobres. Las mujeres de nuestros barrios son profundamente progresistas. No se dejan seducir por el individualismo y asumen en sus decisiones los valores de la comunidad. Muchas veces son madres de sus hijos y de los del pasillo. El testimonio cotidiano de las mujeres de los barrios populares nos permite descubrir un paradigma de pensamiento profundamente ligado a la vida, una vida encarnada en ellas y dada a luz con tremendo amor y ternura, una vida que se amamanta y se lleva en los brazos, una vida frágil que se cuida y se acompaña a crecer. Una vida que se va entremezclando con otros, que se va alimentando de una comunidad, una vida que aprende a darse y desenvolverse. En este sentido el testimonio de nuestras mujeres nos muestra que son portadoras, mensajeras y cuidadoras de la vida de su familia propia y la de otras, cuando no de toda la comunidad”.
     
    La vida como viene:
     
    Renovando su compromiso “con la lucha por la Cultura de la Vida y los derechos humanos”, afirman que “nuestra opción es por ‘la vida como viene’, sin grises. Especialmente la vida amenazada en cualquiera de sus formas. Por eso hemos hablado a favor de los inmigrantes, de la lucha por la justicia social, de que nadie a raíz de la desnutrición tenga su futuro hipotecado, que nadie muera por enfermedades que podrían curarse, como por ejemplo la tuberculosis. Por eso estamos en contra del gatillo fácil. Por eso hemos apoyado las manifestaciones de ‘Ni una menos’ contra los femicidios. Y a esta opción la confirmamos con acciones comunitarias concretas”.
     
    El derecho a vivir y los derechos humanos:
     
    Luego, afirman: “Ahora bien, cuando se niega el derecho más elemental –el derecho a vivir– todos los derechos humanos quedan colgados de un hilo. Porque cualquier opción por la dignidad humana necesita fundamentos sólidos que estén más allá de cualquier circunstancia De otra manera esa opción se vuelve muy frágil. Porque si aparece alguna excusa para eliminar una vida humana inocente, siempre aparecerán razones para excluir de este mundo a algunos seres humanos que molesten”.
     
    “Cuando una mujer humilde de nuestros barrios va a hacerse la primera ecografía, no dice: ‘Vengo a ver cómo está el embrión o este montón de células’ sino que dice: ‘Vengo a ver cómo está mi hijo’. Podríamos preguntarnos. ¿Qué solidez puede tener entonces la defensa de una vida humana? Si una ley puede definir en qué momento puede ser eliminada o no. Para ellas los hijos son el mayor o el único tesoro, y no son algo más entre muchas posibilidades que el mundo de hoy puede ofrecer. Eso explica que tantas mujeres pobres se desvivan trabajando por todas partes para poder criar a sus hijos. Para la sensibilidad de ellas es particularmente trágico abortar, y generalmente lo viven como una profunda humillación, como una negación de sus convicciones más íntimas”.
     
    En el documento, enfatizan luego que “el centro con todo su poder se impone, domina y hace oídos sordos a las voces de la periferia. El modo propio del Evangelio, como nos recuerda permanentemente el papa Francisco, es mirar el centro desde la periferia. Si se siguiera este camino captaríamos la sabiduría de los barrios populares y de las provincias del interior”. “Si pretendemos definir o valorar a la persona humana por el desarrollo que tiene, entonces entramos en esa lógica que sostiene que hay seres humanos de primera o de segunda”.
     
    “Muchas veces miramos a los países poderosos y ‘desarrollados’ de nuestro mundo. En muchos de ellos está legalizado el aborto. Y en muchos casos se descarta así a los niños que van a nacer con Síndrome de Down. La lógica de los poderosos, de los fuertes, que deciden sobre los que menos posibilidades tienen, es la lógica dominante en nuestro mundo de hoy. Y esto también, de alguna manera, se traslada al tema de la niña o niño por nacer”.
     
    El aborto no es camino de solución:
     
    En otro pasaje, el documento afirma: “Sabemos que el aborto existe, y no negamos esa realidad. Creemos que la ‘interrupción’ del embarazo no es camino de solución a los profundos problemas que sufren muchas mujeres. Entendemos los argumentos que abordan el tema del aborto como un tema de salud, pero estos argumentos conciben a la salud desde un enfoque aislado, como si lo seres humanos no fuéramos relación, vínculos, espíritu. Comprendemos que está en juego la salud, pero también comprendemos que no se puede alcanzar la salud descartando a otro ser humano. Por eso, para las mujeres de nuestros barrios, el aborto es vivido como un drama existencial, personal y comunitario”.
     
    “A las mamás que sufren situaciones dramáticas hay que acompañarlas y poder ayudarlas con su embarazo, como hacen muchas vecinas que ayudan en situaciones difíciles, cuando no hay nadie más que ellas; o como esas comunidades que se organizan en nuestros barrios y por ejemplo salen a las ranchadas a acompañar a los que están en la calle y se encuentran con chicas que están solas y embarazadas, les hacen un lugar y las siguen acompañando, cuidando de las dos vidas. Y aquí se sigue una corazonada muy profunda: No es humano favorecer a un débil en contra de otro más débil aún”.
     
    La propuesta de vida digna no acaba en el nacimiento:
     
    Para los sacerdotes, es “obvio” que la propuesta de una vida digna “no acaba con el nacimiento de la niña o el niño”, sino que “estos necesitan calor de familia-comunidad, necesitan nutrirse bien, necesitan jardín y escuela, necesitan acceder a la atención médica adecuada, necesitan que los clubes sean espacios sanos y dichosos donde desplegar sus potencialidades. Y si en nuestra patria la mayoría de los pobres son niños y adolescentes, ellos deben ser los privilegiados”.
     
    El documento termina con una invocación a la Virgen de Luján para que “nos enseñe a cuidar a los más frágiles de nuestro pueblo”.
     
     
    Fuente: http://: http://www.aica.org/43449-147cuidando-la-vida-construimos-nuestros-barrios148-afirman-los-curas-villeros.html
     
     
     

    Jueves 12 de marzo de 2020
     
     
     

    “No es lícito eliminar ninguna vida humana”: homilía de Mons. Oscar Ojea en Luján
     
     
    9 de marzo de 2020
     
    El 8 de marzo de 2020 en la explanada de la Basílica de Nuestra Señora de Luján, en la Provincia de Buenos Aires, se celebró una Misa convocada por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) bajo el lema “Sí las mujeres, Sí a la Vida” con la participación de miles de fieles de todo el país. En su homilía, el Presidente de la CEA, Mons. Oscar Ojea se refirió a la importancia del derecho a la vida para la convivencia social, ante la inminencia de la presentación por parte del Poder Ejecutivo de la Nación de un proyecto de ley para legalizar el aborto.
     
    Por su trascendencia, transcribimos a continuación la homilía de Mons. Oscar Ojea:
     
    “En este tiempo de Cuaresma que nos llama a la conversión del corazón preparándonos para la Pascua, hemos sido convocados por nuestra Madre de Luján, Patrona del Pueblo Argentino.
     
    Venimos desde diversos rincones de la Patria, para ponernos bajo su mirada con la confianza y la esperanza de los hijos.
     
    Vivimos una situación extremadamente delicada.
     
    Hoy nuestro país tiene altos niveles de pobreza e indigencia. Para dar solo un dato en la Argentina hay por lo menos 4.400 villas o barrios precarios. En ellos casi la mitad de sus habitantes son niños, niñas y adolescentes que necesitan alimentarse y nutrirse bien. Muchos de esos lugares no tienen agua potable y sabemos que el agua es salud.
     
    Vivimos un tiempo donde es necesario discernir prioridades y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos de a pie de modo tal que esto atente contra la fraternidad y contra la posibilidad de tener un horizonte común como pueblo.
     
    Sin fraternidad no hay pueblo. Es bueno hacer memoria de aquella estrofa de nuestro poema nacional que se ha convertido en lema y en programa “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera”.
     
    Si no hay fraternidad siempre habrá buitres dispuestos a rapiñar nuestro país.
     
    En esta Eucaristía venimos a celebrar y a agradecer, unidos al sentir de tantas personas en el mundo en este Día Internacional de la mujer, la vida de tantas mujeres. Madres, abuelas, hermanas, amigas, compañeras de trabajo, de estudio, vecinas. Valoramos su presencia insustituible en las familias y celebramos el lugar cada vez más amplio que tienen en nuestra sociedad.
     
    Venimos a pedir por todas las mujeres para que se respete su vida, su integridad y sus derechos, superando todo tipo de exclusión. Por eso hemos elegido como lema de este encuentro Eucarístico: Sí a las mujeres, sí a la vida.
     
    Pero de un modo especial, queremos celebrar y agradecer, la cercanía y el compromiso de las mujeres con la vida. Esa vida amada entrañablemente por Dios cuyo amor se hace pleno y definitivo al tomar El mismo nuestra propia carne en el seno de María para bendecirla y acompañarla en todo su camino.
     
    Ella acepta la vida en su regazo, con una fe totalmente abandonada en Dios, con un enorme coraje y una lúcida inteligencia.
     
    Nosotros hemos tenido la dicha de conocer mujeres parecidas a Ella. Mujeres inteligentes y valientes que se juegan la vida día a día, esa vida que se anunció alguna vez en un embarazo no planeado, que tal vez no llega en el mejor momento, pero totalmente entregadas a acompañar ese nuevo ser que han recibido.
     
    Millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción y que una persona distinta de su madre va desarrollándose en su seno. Es injusto y doloroso llamarlos anti-derechos o hipócritas.
     
    En realidad, valoramos y defendemos los derechos de toda vida y de cada vida. De toda mujer y de cada niño o niña por nacer.
     
    Hacemos nuestras las palabras del papa Francisco en la carta a los jóvenes sobre la defensa de la dignidad de las mujeres: “Una Iglesia viva puede reaccionar prestando atención a las legítimas reivindicaciones de las mujeres que piden más justicia e igualdad. Puede recordar la historia y recorrer una larga trama de autoritarismos de parte de los varones, de sometimiento y de diversas formas de esclavitud, de abuso y de violencia machista” (CHV 42).
     
    Deploramos con todas las fuerzas de nuestro corazón la crueldad de los femicidios y todo tipo de violencia y discriminación ejercida contra las mujeres. Condenamos el abuso en todas sus formas sexual, psicológico, y de poder, cualquiera sea el ámbito en el que se produzca, en la familia, en el trabajo, la escuela, en la calle y dolorosamente lo decimos también en la Iglesia. Renovamos en esta Eucaristía nuestro compromiso de desterrar de entre nosotros una cultura que pueda favorecer el encubrimiento y cualquier tipo de silencio cómplice ante este delito.
     
    Pero con la misma pasión con la que afirmamos esto último, decimos también que no es lícito eliminar ninguna vida humana como afirma nuestra Constitución Nacional. La violencia y la muerte son exactamente lo contrario del proyecto de Jesús. La vida es el primer derecho y sin él no puede darse ninguno más. Lo reclamamos para todos en cualquier edad o situación en la que se encuentre esa vida y de un modo especial para quien se halla débil, desprotegido e indefenso.
     
    El Santo Padre, en su encíclica Laudato Si', nos invita a construir juntos una cultura del cuidado que se oponga al maltrato con el que esta cultura tecnocrática está castigando al planeta y a los pobres. Gracias a Dios, los jóvenes están creciendo en una sensibilidad nueva con respecto a la crisis socio ambiental a la que se encamina toda la humanidad.
     
    Para lograr un sano equilibrio que sostenga nuestros ecosistemas no podemos descartar ninguna especie vegetal ni animal ya que todo está conectado y cada ser 'por minúsculo que sea contribuye a la armonía del todo. Si por respeto a la biodiversidad no podemos descartar la riqueza enorme de cada partícula de la naturaleza, cuanto más se aplica esto al respeto por la vida de cada ser humano por más pequeño que sea.
     
    Si se pierde la sensibilidad personal y social para acoger una nueva vida, nos dice el papa emérito Benedicto XVI (Caritas in Veritate 28), también se marchitan otras formas de acogida provechosas para la vida social.
     
    Respecto de este tema y de todos los temas proponemos que el diálogo sea el camino de los debates sociales en nuestra Argentina, que se puedan analizar la complejidad de las situaciones desde el respeto, el discernimiento y la razón y no desde la dialéctica emocional de quien se impone y silencia al que piensa y siente distinto. La descalificación y la estigmatización no hacen más que profundizar las divisiones entre los argentinos.
     
    Con este espíritu apoyamos la implementación de una educación sexual verdaderamente integral que fomente y capacite la decisión libre de concebir una vida humana respetando los idearios de las instituciones educativas como lo afirma la Ley actual.
     
    Adherimos a una política que reconozca en la sociedad la igual dignidad de varones y mujeres profundizando en las causas de la violencia de género generando nuevas pautas de conducta y de respeto.
     
    Acompañaremos todas las políticas sociales que favorezcan la atención a la mujer embarazada especialmente en situaciones de conflicto y de extrema vulnerabilidad.
     
    Ya lo estamos haciendo en muchas de nuestras comunidades a través de los hogares del abrazo maternal y de otros espacios de atención a las mujeres.
     
    El lema de este encuentro es Sí a las mujeres, Sí a la vida.
     
    Ellas son las primeras maestras en el aprendizaje de una cultura del cuidado. Necesitamos que ellas nos enseñen a cuidar la vida don de Dios con el cual tienen una cercanía privilegiada
     
    Le pedimos a nuestra Madre que nos enseñe una verdadera pedagogía del cuidado, que nos preserve de la conciencia aislada e individualista y del deterioro de nuestros vínculos y que nos guíe por el camino de la fraternidad que es el camino del evangelio.
     
    Que Ella nos enseñe a cuidar la vida.
     
    Amén.”
     
     

    Miércoles 4 de marzo de 2020
     
     
     

     
    Miércoles 26 de febrero de 2020
     
    Conferencia de presentación del Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2020, 24.02.2020 
     
     
    El Mensaje del Papa para la Cuaresma del 2020 se titula: " En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios” (2 Co5:20) y es una súplica (invitación) para superar el alejamiento de Dios con la conversión: un retorno a Dios.  La "conversión", sola e incondicional,  puede expresar el retorno de una persona a Dios, pero también puede significar el retorno de Dios a su pueblo, después de que la pecaminosidad del pueblo lo haya, por así decirlo, alejado. Este es el sentido de la oración del Salmo 80 de Ezequiel 10-11, (cf.43:4). Pero con la venida de Cristo para compartir la naturaleza de la persona humana hasta su más profundo y último detalle, a saber, la muerte y la sepultura, su resurrección y su ascensión a la gloria del cielo unen de tal manera a Dios con la humanidad que ya no se puede decir que Dios se haya separado de la persona humana. Ahora solamente la persona humana puede alejarse de Dios. Por lo tanto, la súplica de Pablo en el Mensaje de Cuaresma de  ser “reconciliado con Dios", sólo puede significar ahora la conversión y el retorno de la persona humana a Dios.
     
     
     
     

     
    Viernes 14 de febrero de 2020
     
     
    QUERIDA AMAZONIA: EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL PUEBLO DE DIOS Y A TODAS LAS PERSONAS DE BUENA VOLUNTAD
     
     La querida Amazonia se muestra ante el mundo con todo su esplendor, su drama, su misterio. Dios nos regaló la gracia de tenerla especialmente presente en el Sínodo que tuvo lugar en Roma entre el 6 y el 27 de octubre, y que concluyó con un texto titulado Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral.
     
     

    Miércoles 5 de febrero de 2020
     
     
    LIII Jornada Mundial de la Paz 2020: La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica. 

     

    "El mundo no necesita palabras vacías, sino testigos convencidos, artesanos de la paz abiertos al diálogo sin exclusión ni manipulación. De hecho, no se puede realmente alcanzar la paz a menos que haya un diálogo convencido de hombres y mujeres que busquen la verdad más allá de las ideologías y de las opiniones diferentes. La paz «debe edificarse continuamente», un camino que hacemos juntos buscando siempre el bien común y comprometiéndonos a cumplir nuestra palabra y respetar las leyes. El conocimiento y la estima por los demás también pueden crecer en la escucha mutua, hasta el punto de reconocer en el enemigo el rostro de un hermano." Punto 2, Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial por la Paz, 1 de enero 2020. 
     
     
     
     

     

    Info para Alumnos

    Vicerrectorado de Formación

    USAL

    history      Origen

     

    Desde sus inicios, el Vicerrectorado de Formación fue el responsable de conducir las actividades realizadas en los Departamentos de Teología, Filosofía, Ingreso, la Secretaría de Asuntos Estudiantiles y la Pastoral Universitaria.

     

    Si bien el Vicerrectorado de Formación fue fundado en 1979, sus orígenes se remontan al Departamento de Teología, en los primeros tiempos de la Universidad. Desde el comienzo se ofrecieron cursos de Teología que, al organizarse las diferentes carreras, se incluyeron en los planes de carrera de cada Facultad como materias. Estas materias Teológicas se confiaban ordinariamente a sacerdotes profesionales, que brindaban también a la comunidad universitaria consejo espiritual, actividades litúrgicas, retiros, etc.

     

    A partir de 1964, por Resolución Rectoral, el Departamento de teología pasa a depender directamente del Rectorado. Esto permitió una mejor organización y una búsqueda de mayor nivel de las cátedras de Teología y afines. Por otra arte, amplió la atención pastoral e incrementó los grupos de oración, de reflexión cristiana y otros.

    En 1975 se crea el Departamento de Filosofía con el objetivo de contemplar las actividades del Departamento de Teología.

     

    En 1979, se constituye el Vicerrectorado de Formación, integrando ambos Departamentos, el de Teología y el de Filosofía con el fin de reunir institucionalmente y de modo efectivo la labor docente y de investigación, que venía desarrollándose en la Universidad desde sus mismos orígenes. Se profundiza de esta manera el desarrollo de la misión del Vicerrectorado en cuanto a priorizar el ámbito académico y la pastoral práctica.

     

    Desde 1991, el Vicerrectorado de Formación pasó a depender del Señor Rector.

    account_balance      Objetivos

    La misión principal del Vicerrectorado de Formación de la Universidad del Salvador es la de colaborar con el Rectorado de la Universidad “en orden a lograr la formación integral, científica, humanística y cristiana del alumnado con particular atención a la dimensión filosófica teológica¨ y de atender y ¨ supervisar la actividad pastoral en todo ámbito de la Universidad¨. Para el logro de estos objetivos, el Vicerrectorado lleva adelante tareas de índole académica y pastoral.

     

    El 15 de agosto de 1990, solemnidad de la Asunción de María Santísima, Su Santidad Juan Pablo II promulga un importantísimo documento de su magisterio, la Constitución Apostólica sobre las Universidades Católicas Ex Corde Eclesiae¨.

     

    Esta Constitución, que constituye un verdadero corpus compilatorio del Magisterio Pontificio sobre el tema de la universidad católica, plantea dos grandes desafíos, de cara a los graves problemas que debe afrontar la universidad hoy por su naturaleza y misión: ¨ la pastoral de las inteligencias” y ¨ la pastoral de la vida litúrgica.

     

    LA PASTORAL DELA INTELIGENCIA

    La Iglesia llama a las universidades católicas a que se constituyan en un espacio universitario donde los estudiosos examine a fondo la realidad, con arreglo a los métodos propios de cada saber o ciencia, de manera sistemática, estableciendo después un dialogo entre las diversas disciplinas, promoviendo el proceso de integración del saber. En este proceso de síntesis del saber Juan Pablo II convoca a los estudiosos universitarios a que, guiados por los aportes de la filosofía y la teología, se esfuercen por determinar el lugar y sentido de cada una de las disciplinas ç, en el marco de una visión de la persona humana y del mundo iluminada por el Evangelio y por la fe en Cristo- Logos, como centro de creación y de la historia. Esto es lo que el Santo Padre llama diálogo entre fe y razón, en el cual ambas se encuentran profundamente en un punto: ¨ La única verdad.

     

    En este sentido, el Santo Padre señala a las universidades católicas que su misión consiste en:

     

    • Contribuir ¨ a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación. La enseñanza y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales ¨.

    • Formar hombres realmente insignes por su saber dispuestos a ejercer funciones comprometidas con la sociedad y a testimoniar su fe en el mundo. A este fin, la universidad debe “garantizar de forma institucional una presencia cristiana en el mundo universitario frente a las grandes problemas de la sociedad y la cultura ¨.

    • Ser un espacio donde el saber esté al servicio de la persona humana, preocupándose de las implicaciones éticas y morales. Es esencial en la vida de la universidad la convicción sobre la prioridad de lo ético sobre lo técnico, de la primacía de la persona humana sobre cosas y de la superioridad del espíritu sobre la materia.

    • Desde estas líneas directrices marcadas por el magisterio, surgieron las políticas en orden a la formación humanística- cristiana que aplica la Universidad del Salvador.

     

    En 1991 el Rectorado de la Universidad del Salvador crea la Coordinación del Vicerrectorado de Formación, como espacio especifico de colaboración para la conducción del Rector en esta  en esta unidad académica. El Rector El Rector designa al Dr. Alejandro Gabriel Campos como coordinador. Las primeras medidas tomadas apuntan al reordenamiento de los Departamentos de Teología y Filosofía. En 1992 se designa al Prof. Gustavo Asad, Secretario Académico del Departamento de Teología, y al Prof. Lucas P. Toledo, Secretario Académico del Departamento de Filosofía. Asimismo se designan colaboradores académicos en distintas áreas: investigación y extensión, Lic. Rodolfo Mendoza; extensión, Dr. Ignacio Clopper; publicaciones, Dr. Luis Lamberti.

     

    A partir de ese año se inicia el proceso de adaptación de los sistemas de enseñanza de la filosofía y la teología en las carreras de grado y postgrado en orden a ajustarlas a las mencionadas directrices. Se llevan a cabo reuniones de reflexión y dialogo a cargo S.E.R. Mons. Jorge Bergoglio SJ., en ese entonces Obispo Auxiliar de Buenos Aires, sobre la misión apostólica y académica de los docentes de filosofía y teología del Vicerrectorado. En estas se marcaron importantes pautas en orden a la orientación de la formación para las diversas cátedras.

     

    La creación de nuevas carreras durante estos años y la modificación de las currículas de las ya existentes, suscita en consecuencia diversas respuestas en los planes con respecto a las asignaturas específicas de esta área. La Universidad del Salvador no contaba hasta entonces con un plan único de formación filosófico- teológica. El primer paso consistió en desarrollar un sistema homogéneo que respondiese al mismo tiempo a los requerimientos generales propios del saber filosófico y teológico, a las notas especificas del estilo formativo de la Universidad del Salvador y que a la vez tuviese en cuenta las peculiaridades de las diversas disciplinas científicas y la perspectivas vocacionales y profesionales de las diversas carreras.

     

    Así que tras un periodo de intenso trabajo desarrollado en conjunto por las áreas de rectorado, Vicerrectorados, Secretaría General y diversas facultades, en 1994 se aprueba la modificación en conjunto de estos planes de estudio de la Universidad del Salvador para aplicar un plan general de formación filosófico- teológica. Este plan ordena la formación en tres grandes áreas:

     

    ·        La Filosofía: que comprende los capítulos de la metafísica, la antropología filosófica y la lógica. Se dicta, en general, en todos los primeros años de las carreras de la Universidad.

    ·        La Teología: que comprende los tratados de Dios Uno y Trino, Dios Creador, Redentor y Santificador, Sacramentos, Eclesiología, Mariología. Se dicta, en general, en todos los segundos años de las carreras de la Universidad.

    ·        La Ética: que abarca un tratado único sobre el ser y el obrar humano asumido desde la doble perspectiva de la razón natural y la razón iluminada por la Revelación, Consta de tres capítulos: moral- ética general, especial y profesional. Se dicta en los terceros o cuartos años de las carreras.

     

    Este plan va reemplazando progresivamente a partir de 1994 las diversas currículas existentes.

     

    Al mismo tiempo se inicia un proceso de reordenamiento de la planta docente. Este proceso implicó la creación de cátedras por facultad la piramidalización de las mismas de acuerdo al orden jerárquico docente, la unificación de programas en base a los contenidos mínimos de las diversas asignaturas, etc. Asimismo se llevaban adelante numerosas reuniones con titulares de cátedra y directores de carrera en orden a coordinar la biografía de enseñanza, los presupuestos de tiempos de dictado de cátedra, las metodologías empleadas, todo ello con miras al perfeccionamiento tanto de los docentes a cargo de las asignaturas y funciones correspondientes, como a los alumnos que son los beneficiarios directos de la acción académica.

     

    En la actualidad el Vicerrectorado de Formación cuenta con una nómina de 55 docentes que dictan las cátedras de Filosofía, Teología y Ética en todas las carreras de la Universidad del Salvador.

     

    Todo este proceso implicó al mismo tiempo un reordenamiento administrativo, uno de cuyos puntos salientes fue la conversión a sistemas informáticos de los bancos de información de la unidad.

                     

    LA PASTORAL SACRAMENTAL

     “La pastoral universitaria es aquella actividad que ofrece a los miembros de la Comunidad la ocasión de coordinar el estudio académico y las actividades para-académicas con los principios religiosos y morales, `integrado de esa manera la vida con la fe`…¨. Esta coordinación pastoral, integradora de la vida cotidiana académica con la fe religiosa, es una actividad que compromete a toda la vida universitaria. En su esencia, la pastoral universitaria tiene como misión fundamental concretizar la misión de la Iglesia en la universidad, razón por la cual es parte integrante de su actividad y de su estructura. ¨ Una comunidad universitaria preocupada en promover el carácter católico de la Institución, debe ser conciente de esta dimensión pastoral y sensible al modo en que ella puede influir sobre todas sus actividades¨.

     

    En este sentido, la pastoral dentro de nuestra universidad ha buscado por todos los medios ser fiel a esta concepción pontificia y encarnarla dentro de la Universidad del Salvador.

     

    En el año 1992 comienza una etapa que tiende a la mejor atención pastoral de los diversos miembros de la comunidad universitaria, en especial los alumnos. A partir de esta fecha comienzan a designarse progresivamente capellanes en diversas facultades y sedes de nuestra Universidad.

     

    En el año 1994 se reordena el Departamento de Pastoral Universitaria, designándose a cargo del mismo al colaborador José Quarracino.

     

    En la actualidad la Universidad cuenta con 5 capellanes que sistemáticamente ejercen su vocación sacerdotal, fundamentalmente administrando los sacramentos, a lo que se agrega la atención ordinaria a los alumnos, realizando en distintas sedes de la Universidad numerosos retiros espirituales, jornadas y convivencias. También se han organizado grupos de oración diaria y de catequesis presacramental.  Por otra parte, los miembros de nuestra universidad participan en diversas actividades litúrgicas y pastorales (Corpus Christi, Vigilia de Pentecostés, etc.) promovidas por la Arquidiócesis. En septiembre de 1997 se lleva a cabo el primer retiro espiritual para alumnos de diversas facultades en conjunto, por iniciativa de los mismos alumnos y de los capellanes de Facultad.

    Todos los años, además de las misas semanales que se celebran en las distintas capillas de las diversas sedes académicas, se organizan las Santas Misas de la comunidad universitaria al inicio y al fin del ciclo para invocar la protección de Dios para la institución y sus miembros. También se organiza todos los años la Peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora de Luján y a celebración en la misma de la Santa Misa.

     

    Una de las más importantes repercusiones de la tarea de Pastoral Universitaria son los Bautismos y Confirmaciones de los alumnos de Universidad del Salvador, los que se celebran en forma interrumpida todos los años. Es una tarea que en silencio desarrollan los diversos capellanes de Facultad en orden a la conversión y sostenimiento en la de para responder al llamado de la Iglesia Universal en orden a la evangelización.

     

    Si bien las actividades desarrolladas por la Pastoral Universitaria han sido y son muy importantes para la vida de la Universidad, la tare que falta llevar a cabo es todavía muy grande para desarrollar en plenitud una verdadera pastoral universitaria, al servicio real y efectivo de los miembros de la Universidad, fundamentalmente de sus alumnos. La pastoral universitaria específica de nuestra Universidad, teniendo en cuenta estos desafíos, se ve obligada a colaborar con la recreación de la mística universitaria (la relación profesor y directivos con el alumno), la profesionalización de nuestras estructuras y consolidación místico- funcional y profesional.

     
     

    supervisor_account      Staff

     
    A/C del Sr. Rector
    Dr. Carlos I. Salvadores del Arzuaga
    Coordinador General
    Mons. Dr. Carlos Federico Guillot
    Directora Académico-Administrativa
    Dra. Roxana Ruffo
    Secretario Académico
    Dr. Gustavo Asad
    Colaborador Académico
    Lic. Prof. Fernando Tobias Calafell, MBA
    Secretaria Administrativa
    Sra. María Alejandra López








     

    Documentos

    USAL

    Formación

    USAL

    people_outline      Docentes

    Acuña, Hugo Daniel
    Alvarez, Daniela Elisa
    Angeloz, Graciela Amalia
    Asad, Gustavo Gabriel
    Badano, María Haydee
    Bilyk, Juan Carlos
    Bini, Eugenio Agustin
    Bressi, Hernan
    Carrasco, Juliana Elisa
    Chabay, Maria Laura
    Colman, Alejandro Gabriel
    Crowe, Maria Elisa
    D'urbano, Gustavo Gabriel
    Errico Kamiski, Estefania
    Escobar, Rodolfo Jose
    Espindola, Pedro Antonio
    Fernandez, Mariano Gabriel
    Fernandez Urruzola, Maria Cecilia
    Fiorillo, Juan
    Galdo, Viviana Rosa
    Gómez De Leo, María Eugenia
    Gonzalez, Alejandra Adela
    Gonzalez Leoni, Mariano
    Graham, Eduardo
    Graneros, Ricardo Daniel
    Guillot, Carlos Federico
    Haid, Rudolf
    Imperiale, Marcelo Luis
    Inacio, Augusto Gabriel
    Jorge Carranza, Ezequiel
    Kadysz, Analia Gabriela
    Lamastra, Tomas Ricardo
    Lapalma, Marcela Mabel
    Marino, Sabrina Alejandra
    Masselli, Delia Silvia
    Masserdotti, Alfredo German
    Mealla, Eloy Patricio
    Milano, Juan Jose F.
    Pacheco, Martin Daniel
    Pafundi, Victor Daniel
    Peiretti, Teresita Luisa
    Perez, Martha Alicia
    Petrinelli,  Raul Ernesto
    Podesta Brignole, Agustin
    Reynal, Hector Maria
    Rojo, Jorge Gabriel
    Sabattino, Karina Mariel
    Santander, Mariana Lucia
    Scarpatti, Maria Victoria
    Sly, Alejandro Carlos
    Sobral Arosa, Alexandre
    Spallati, Debora Liliana
    Utrilla Piccinelli, Nicolás
    Velasco Suarez, Teresa
    Witemburg, Guillermo H.
    Yensen, Emmanuel

    local_library      Materias de Formación

     
    PROGRAMAS DE LAS MATERIAS DE FORMACIÓN
     
     (FILOSOFÍA) ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA
     
    1. Definición de filosofía como ciencia que estudia la realidad a la luz de las primeras y últimas causas.
    2. La realidad, lo que es o el ser como objeto de la filosofía.
    3. Diferencia y relación con el conocimiento científico-causal.
    4. El hombre como unidad alma-cuerpo. dimensión física y neurovegetativa.
    5. Dimensión sensible o animal del hombre. conocimiento sensible o sentidos externos e internos. afectividad sensible.
    6. Trascendencia del hombre por su inteligencia: capacidad abstractiva. distinción de imagen y concepto.
    7. Trascendencia del hombre por su inteligencia: capacidad iudicativa. distinción entre juicio verdadero y falso.
    8. Trascendencia del hombre por su inteligencia: capacidad discursiva. el razonamiento y los principios de la lógica como fundamento del conocimiento vulgar y científico. el razonamiento falso o sofisma.
    9. La afectividad espiritual o voluntad libre. relación y distinción con las emociones sensibles. la inclinación y búsqueda del bien. inclinación al bien, amor al bien, transformación en el bien.
    10. La persona humana como substancia individual de naturaleza espiritual. unidad de esencia o naturaleza y diversidad de individuos.
    11. La referencia de todas las ciencias al bien de la persona humana. en toda ciencia subyace la noción de persona humana.
    12. Persona y sociedad. el bien común como fin de la sociedad. la persona humana como centro de la sociedad. la autoridad como promotora del bien común. los extremos del modelo individualista y colectivista.
     
     
     
    (TEOLOGIA) ANTROPOLOGÍA TEOLÓGICA 
     
    1. Teología como ciencia que estudia a dios y las demás realidades a la luz de la razón ilustrada por la revelación. distinción entre revelación y fe. distinción entre revelación formal y revelación virtual (teología).
    2. Conocimiento racional de dios a partir de la causalidad y la analogía.
    3. Dios se revela a sí mismo: unidad de naturaleza y trinidad de personas.
    4. La creación del mundo espiritual, el mundo material y el hombre.
    5. La caída original. ruptura del hombre con dios, con los demás y consigo mismo. secuelas de ignorancia, malicia y concupiscencia.
    6. La persona de cristo y el misterio de la encarnación: verdadero dios y verdadero hombre nacido de maría.
    7. Cristo por su pasión, muerte y resurrección borró nuestros pecados, nos devolvió la gracia de dios y nos hace herederos de la vida eterna.
    8. El seguimiento de cristo como muerte al pecado y resurrección a la vida divina. la unión con dios por la fe, la esperanza y la caridad.
    9. La santificación o participación objetiva de la gracia de cristo por los siete sacramentos. el sacramento de la reconciliación.
    10. El sacramento de la eucaristía. sacrificio, presencia y comunión.
    11. Sentido y el lugar que ocupa la oración en la vida cristiana. la lectura espiritual. la meditación. la contemplación.
    12. La iglesia peregrina, purificante y el reino de dios.
     
     
     
    ÉTICA PROFESIONAL 
     
    1. Definición de la ética como ciencia de los actos humanos en orden al fin.
    2. Las nociones de bien, perfección, fin y felicidad.
    3. Acto humano inteligente y voluntario. el involuntario por violencia, miedo grave, pasión violenta e ignorancia.
    4. Análisis del acto humano bajo el aspecto moral: el objeto de la acción.
    5. Análisis del acto humano bajo el aspecto moral: el fin o intencionalidad de la acción.
    6. Análisis del acto humano bajo el aspecto moral: las circunstancias del acto humano como agravante o atenuante. quien, a quién, para qué, cómo, tiempo, lugar.
    7. Principios del acto humano: los hábitos, definición y clasificación en virtudes y vicios. la ley como ordenamiento de la razón en orden al bien común promulgada por la autoridad. ley eterna, ley natural, ley positiva o humana.
    8. La fuerza de la ley humana fundada en el derecho natural o dd. hh.
    9. Análisis de casos de la carrera 1.
    10. Análisis de casos de la carrera 2.
    11. Análisis de casos de la carrera 3.
    12. Análisis de casos de la carrera 4.
     
     
     
     

    bookmark_border      Mariología

     
    INSTITUTO DE ESTUDIOS MARIOLÓGICOS

    CURSO DE MARIOLOGÍA A LA LUZ DE LOS GRANDES MISTERIOS DEL ROSARIO

    OBJETIVO: Presentar el Cristianismo, con especial énfasis en la Mariología, por medios de los grandes misterios del Rosario. Resaltar cómo, por voluntad de Dios, en la vida y misión de Cristo siempre se encuentra estrechamente asociada su Madre. Orientar nuestro juicio y actitudes a lo que Dios ha revelado. Formar cristianos aptos para trabajar pastoralmente en la Evangelización desde el camino trazado por la Santísima Virgen y en la difusión del Santo Rosario como camino de formación cristiana, oración y contemplación, y de conversión y unión con Dios.
    CONTENIDO: En cada uno de los cuatro cuatrimestres se estudia cada uno de los misterios del Rosario. Para ello se analiza: 1º) el texto de la Sagrada Escritura correspondiente, su sentido literal y espiritual, 2º) la definición y explicación de los principales textos del Magisterio de la Iglesia, 3º) el aporte de los Santos Padres, Santos y Teólogos. 4º) El aporte de la liturgia de la Iglesia y del arte sacro en la espiritualidad del misterio.
    1º AÑO
    1º CUATRIMESTRE 2º CUATRIMESTRE
    LOS MISTERIOS GOZOZOS LOS MISTERIOS LUMINOSOS
    LA ENCARNACIÓN EL BAUTISMO DE JESÚS
    LA VISITACIÓN LAS BODAS DE CANÁ
    LA NATIVIDAD EL ANUNCIO DEL REINO
    LA PRESENTACIÓN LA TRANSFIGURACIÓN
    PÉRDIDA Y HALLAZGO EN EL TEMPLO INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA
     
    2º AÑO
    1º CUATRIMESTRE 2º CUATRIMESTRE
    LOS MISTERIOS DOLOROSOS LOS MISTERIOS GLORIOSOS
    LA ORACIÓN EN EL HUERTO LA RESURRECCIÓN
    LA FLAGELACIÓN LA ASCENSIÓN
    LA CORONACIÓN DE ESPINAS LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO
    CON LA CRUZ A CUESTAS CAMINO AL CALVARIO LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN EN CUERPO Y ALMA AL CIELO
    LA CRUCIFIXIÓN LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN COMO REINA Y MADRE DE TODO LO CREADO

    CONDICIONES: El curso se dicta de un modo gratuito. Los participantes obtienen una certificación con el 75% de asistencia. Podrán obtener una certificación de aprobación quienes además hayan presentado el trabajo práctico correspondiente a cada uno de los cuatro módulos.
     
     

    Pastoral

    USAL

    record_voice_over      Misas

     
    CELEBRACIÓN DE MISAS 
     
     
    ENCUENTROS VIRTUALES DE REFLEXION
     
    P. Juan José Milano: días jueves de 11:00 a 12:00 y de 17:00 a 18:00.
     
    P. Hugo Acuña: viernes de 12:00 a 13:00.  
     

     
     
     
    PUEDEN SEGUIRNOS EN NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK PARA  VER LOS VIDEOS QUE SUBIEMOS DURANTE LA SEMANA CON LA PALABRA DE P. JUAN JOSÉ MILANO Y P. EDUARDO GRAHAM.
     

     
    POR MOTIVOS DEL AISLAMIENTO PREVENTIVO Y OBLIGATORIO LAS MISAS PRESENCIALES SE ENCUENTRAN SUSPENDIDAS.
     
     
    Sede Centro:
     
    Capilla San Lucas, Facultad de Medicina. Av. Córdoba 1601, 1º piso. CABA:
    Todos los días miércoles a las 12:00 hs. Capellán Monseñor Carlos Guillot
     
    Capilla San Francisco Javier SJ, Facultad de Ciencias Jurídicas.Av. Callao 660. CABA:
    1º miércoles del mes, 17:30 hs. Confesiones antes de la Misa. Capellán Monseñor Carlos Guillot.
     
    Oratorio San Miguel Arcángel, Facultad de Arte y Arquitectura, Rodriguez Peña 670, Piso 4º, Aula 42:
    Todos los días jueves, 17:30 hs. Capellán P. Eduardo Graham.
     
     Facultad de Psicología y Psicopedagogía, Marcelo T. de Alvear 1335. CABA:
    Todos los días miércoles, 12:00 hs. Confesiones antes de la Misa. Capellán P. Juan José Milano.
     
    Además, el Padre Juan José Milano atiende personalmente consultas sobre temas de pastoral y orientación a toda la comunidad de la USAL.
    Miércoles 10:30 a 14:00 hs. (2º Cuatrimestre hasta las 16:00 hs)
    Martes a partir de las 19:00 hs.
     
     
    Delegación Pilar:
     
    Campus Nuestra Señora del Pilar.
    Todos los viernes 08:30, en el Oratorio del Pab. 1. Capellán P. Hugo Acuña.
     
    Además todos los martes a las 12:30 hs. se reza el Rosario en el Oratorio del Pabellón 1.
     
     
     
     
     
     

    how_to_reg      Sacramentos

     
    Lunes 11 de noviembre de 2019
     
    VICERRECTORADO DE FORMACIÓN
     
                                       RECEPCIÓN DE SACRAMENTOS
     
                                            Sábado 9 de noviembre 2019
     
     
    El sábado 9 de noviembre, un grupo de alumnas de la USAL de diferentes carreras, en una emotiva ceremonia han recibido el Sacramento de la Confirmación, acompañadas de familiares y amigos. La ceremonia fue celebrada por Monseñor Carlos Guillot, en la Capilla “San Lucas” de la Facultad de Medicina y de la misma participaron, el Decano de la Facultad de Historia, Geografía y Turismo Dr. Pablo Maersk Nielsen, autoridades del Vicerrectorado de Formación y los profesores Raúl Petrinelli, Rudolf  Haid  y Juan Carlos Bilyk, quienes durante el año trabajaron en la preparación espiritual con las alumnas.
    Agradecemos a quienes han colaborado con todos nosotros haciendo posible esta celebración tan importante para todos.
     
     
     
     
     

    Jueves 30 de mayo de 2019
     
     
     

     
    Sábado 10 de noviembre de 2018
     
    Alumnos de la USAL recibieron los Sacramentos de iniciación Cristiana.
     
     
    El sábado 10 de Noviembre del corriente, en la Parroquia San Benito Abad, alumnos de las Facultades de Ciencias Jurídicas y de Historia, Geografía y Turismo de la Universidad del Salvador, recibieron los Sacramentos de Iniciación Cristiana, Bautismo, Eucaristía y Confirmación, acompañados por autoridades y docentes de las facultades, familiares y amigos.
    La celebración fue encabezada por Monseñor Carlos Guillot y estuvieron presentes el Sr. Rector Dr. Carlos I. Salvadores de Arzuaga, la Secretaria Académica de la Facultad de Historia, Geografía y Turismo, Lic. Valeria Buglioni y los profesores Raúl Petrinelli, Rudolf Haid y Carlos Bilyk del Vicerrectorado de Formación.
     
     
     

     
    sábado 30 de junio de 2018
     
    Sacramentos

     
    El sábado 30 de junio del corriente, en la Parroquia San Benito Abad, alumnos de las Facultades de Ciencias Jurídicas y de Historia, Geografía y Turismo de la Universidad recibieron los Sacramentos de Iniciación Cristiana, Bautismo, Eucaristía y Confirmación.
    La Celebraciónfue encabezada por Monseñor Carlos Guillot. Los estudiantes estuvieron acompañados por autoridades y docentes de las facultades, familiares y amigos. 
     

    transfer_within_a_station      Retiros

    record_voice_over      Oratorios

    ORATORIO SAN LUCAS
    FACULTAD DE MEDICINA,
    Av. Córdoba 1601, CABA
     
      
     
    CAPILLA SANTA MARÍA Y SAN JOSÉ
    Facultad de Psicología y Psicopedagogía
    Marcelo T. de Alvear 1335, CABA
     
    ORATORIO SAN EXPEDITO
    Facultad de Cs. De la Educación y del la Comunicación Social
    Av. Callao 853, CABA
     
    ORATORIO SAN MIGUEL ARCANGEL
    Facultad de Arte, Arquitectura y Diseño
    Rodríguez Peña 670, CABA
     
       
     
     
    ORATORIO SAN FRANCISCO JAVIER
    Facultad de Ciencias Jurídicas
    Av. Callao 660, CABA
     
      
       
      
    ORATORIO SAN PIO DE PIETRELCINA
    Facultad de Ciencias Sociales y Facultad de Historia, Geografía y Turismo
    Tucumán 1845, CABA
     
    ORATORIO NUESTRA SEÑORA QUE DESATA LOS NUDOS
    Viamonte 1856, CABA
     
                
     
     

    Formulario de Contacto

    USAL
    VICERRECTORADO DE FORMACIÓN


    Rodríguez Peña 770, 3er. Piso
    C1020ADP Buenos Aires
    Tel/fax: (+54-11) 6074 0538

    formacion@usal.edu.ar